El miedo es el camino hacia el Lado Oscuro, el miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento

19 de enero de 2012

Cuando no era madre...

Cuando no era madre, que me levantaran a las 4 de la mañana, habiéndome tenido despierta hasta las 0.30 y obligarme a estar despierta media hora, volver a hacerlo a las 5.45, y a las 6.30 y finalmente hacerme comenzar el día a las 7.45 con una sonrisa... me hubiese parecido una tortura digna de Guantanamo.

Cuando no era madre y veía que una mujer llevaba la camisa con lamparones en los hombros me preguntaba como se había podido manchar ahí...

Cuando no era madre y llamaba a las ocho y media de la tarde por teléfono a las casas con bebes, me contestaban entre susurros... pensaba que un bebé debe dormir con ruido, que total “se quedan dormidos en cualquier sitio”

Cuando no era madre, y veía un carrito gemelar siempre pensaba, Madremía dos!

Cuando no era madre y en el supermercado una madre con un carro lleno y el niño pisando la compra siempre pensaba... ¿no ve que esta pisando el pan de molde? Teniendo un asiento en el carro!

Cuando no era madre y veía cambiar el pañal a un bebé, no entendía porque siempre terminaba el bote de crema entre las manitas gordotas mientras su madre terminaba de vestirle.

Cuando no era madre, las rutinas me parecían algo obsoleto y caduco, de herencias pasadas para oprimir la individualidad de las personas.

Cuando no era madre y veía el cargamento de cosas que hacen falta para pasar una tarde fuera de casa con un bebe pensaba ¡qué exagerados! Se creerán que van de mudanza?

Cuando no era madre y los padres sacaba el móvil siempre pensaba... ¿no tendrán otra foto de estudio para tenerla como salva pantallas? Y no una instantánea con un fondo horrible.

Cuando no era madre el orden en casa era primordial; cada libro y foto estaban estrategicamente colocadas, el minimalismo era mi estilo.

Cuando no era madre, la plancha era un hobby que me relajaba y no podía entender ver a una familia con los niños bien vestidos y almidonados y una madre casi sin peinar.

Cuando no era madre un restaurante con niños dando vueltas por las mesas, pero con tronas, era mi ultima opción.

Cuando no era madre y paseaba a mis SobriEwoks, no me daba cuenta del tremendo esfuerzo que suponía para sus padres dejar a sus más preciados tesoros en manos inexpertas

Cuando no era madre me reía de la música infantil que salia de los Cd´s de los coches ajenos.

Cuando no era madre no sabía que reflejarte en los ojos de tu hijo mientras él mordisquea un mordedor con una sonrisa picara en sus labios hace que el corazón se expanda como el universo.

15 comentarios:

  1. Joo Leia, qué post más bonito!!! Se me han llenado los ojos de lágrimas!!! PRECIOSO!!!

    ResponderEliminar
  2. Que bonito guapa, es q las cosas se ven diferente

    ResponderEliminar
  3. Que precioso post Leia!! Me ha encantado!!Besitos

    ResponderEliminar
  4. i love this post. Felicidades es tan real, tan cierto y tan bonito....

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado, sobre todo lo del niño pisoteando la comida dentro del carro porque es exáctamente lo que hace el mío jajajajajjajaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PequeñoJedi tiene un record mundial en estar en el carro de la compra... no llega ni a un parsel y ya esta intentando cogerlo todo!

      Eliminar
  6. Que bonita entrada leía. Si es que el hecho de ser madres nos da un giro a la vida de 180*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He de confesar que ha sido un giro radical a mi forma de entender la vida... quien me ha visto y quien me ve!

      Eliminar
  7. Y es que cuando no eras madre el mundo era tan distinto que ahora no sabes como has podido vivir sin él tanto tiempo, verdad?? muy bonito cielo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. exactamente es así.... Que había yo con ese tiempo que decía que no tenía???
      pues ahora tengo menos tiempo (sólo hay que ver a que hora estoy contestando...) pero soy mucho mucho más feliz.

      Eliminar
  8. Precioso!! Hoy tengo un día tonto y hasta me he emocionado recordando las cosas que yo tambien he llegado a pensar

    ResponderEliminar
  9. Que entrada mas bonita!!! Me ha encantado Leia! Miles de besos madraza

    ResponderEliminar
  10. Es precioso Leía, qué bien lo describes, yo también veo el mundo con nuevos ojos desde que soy madre... Besos al Pequeño Jedi.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario y que la fuerza te acompañe... siempre.